Beyond the mountain. Detrás de la montaña. Documental en China

Este documental me dio una visión diferente de China y viene de un director japonés (Takeuchi), lo cual para mi fue una bonita sorpresa de que no importan las supuestas confrontaciones nacionales, siempre se puede mirar con sinceridad y desde el afecto. Esta provincia de China (Sichuan) me recordó mucho a México, a Perú, a Honduras, Guatemala, a lugares que he visitado alguna vez como poeta o haciendo servicio social. A diferencia de otro tipo de documentales, no se idealiza la vida en los campos ni busca el director vanagloriarse por mostrarnos los lugares recónditos y remotos de ese país. En vez de eso, nos muestra con sencillez los trabajos y dilemas de la vida de los Yi, gente que está en el borde del cambio entre lo rural y lo urbano, entre una cultura arraigada y el tremendo desarraigo que se les propone, entre la cultura del trabajo desde pequeños y la otra cultura de la educación y la formación escolar. Pero yo creo que las preguntas que hace el director son las más buenas, pregunta por los sueños de esos niños y pregunta a sus padres por cómo se ven a futuro y por cómo ven el pasado. Cuando yo pienso en mi familia sé que mis abuelos también fueron gente como ellos, que migró del campo a la ciudad buscando lo mismo: una posibilidad de educación y unas condiciones mejores de vida. Yo, estoy agradecido con eso a mis abuelos y abuelas y he llegado a comprender en el corazón que me toca regresar a buscarlos con agradecimiento en vez de perderme en el consumo u olvidarme de quien soy debido al desarraigo de la ciudad. El camino de la vida es un volver para conversar con nuestros ancestros porque pueden darnos consejo para vivir. Yo he aprendido de la gente con espíritu fuerte que hay que pedir en lo íntimo con humildad, porque en nuestros abuelos y abuelas el corazón relumbra y nos dan una guía ética. El sueño de nuestros abuelos y abuelas se cumple cuando nosotros estamos satisfechos y somos buenas personas. Ser personas plenas y agradecidas, y si eso es la modernidad entonces cumple lo que soñaron de la modernidad, pero cuando eso se desvía hacia otras cosas y nos olvidamos de quien somos dentro de nosotros, no hacemos sino desagradecer y perdernos en la aflicción más desoladora.

Como extra, para mi la sensibilidad del documental resuena con la de Carlos Ferrand (Perú-Canadá) en el llamado Americano.

Solsticio de verano

Gracias por el día de hoy,
porque ya calentaste nuestros cuerpos
y trajiste la primavera.
Porque ya los cultivos están creciendo
y has traído el reino de la luz
a la tierra.
A partir de ahora
comienzan los días calurosos.

Bañado con agua fría,
mientras te veo,
verde y rojo te ocultaste
en el horizonte

Gracias por todo.


Solsticio de verano
Hanabatake, Tsukuba
21 de junio de 2021

Campo de arroz tanbo, Tsukuba

Alma de diamante

Alma de diamante. Quinta antología de poetas mujeres venezolanas en relación con las voces mayas coordinada por Gladys Mendía. El prólogo está escrito por la académica Mireia Companys Tena y el epílogo por Yaxkin Melchy. Voces de Ruperta Bautista Vázquez, Negma Janetth Coy, Rosa Chávez, Sasil Sánchez Chan Juany Peñate, Caneo Arguinzones, Camila Ríos Armas, Paola Valencia Villalobos, Yanuva León, Maria Dayana Fraile. Lp5 editora 2021.
La foto es sobre el tatami de mi casa en Japón.

[#32]“Meditations on the Pedregal: Ecopoetic Visions” by Yaxkin Melchy, excerpt translated by Elisa Taber.

A couple of poems from my book Meditaciones del Pedregal (Astrolabio, 2019) translated into English by Elisa Taber were published this week in the Slug magazine. The original book also has the beautiful drawings of Rodrigo Treviño, an artist (visitor and resident) of El Pedregal. El Pedregal in Mexico City is a volcanic area rich in life, also in history. It welcomes without distinction Universities and residential areas of all kinds, shopping centers, food stalls, roads, and even an ancient city lie in its bowels. Its life, the life of its creatures, and the life of Mexico City people are intertwined. It is also an endangered ecosystem. These are contemplation and intercultural poems from when I was studying at the Colegio de México. Well, in the heart, several things are connected there. I’m grateful to Elisa san for translating this selection and Marina san, the poet-editor of Astrolabio and the Astrolabio team, who made a beautiful artisanal work for the limited edition.

Comparto aquí el enlace a la traducción de un fragmento del prólogo y poemas del libro Meditaciones del Pedregal. Visiones ecopoéticas que salio publicado en versión artesanal en 2019 con el hermoso sello de Astrolabio ediciones de Marina Ruíz. El libro además contiene las ilustraciones de mi amigo artista Rodrigo Treviño. En la selección aparece uno de los dibujos de Rodrigo, aunque claro siempre se antoja verlo también en papel.

Gracias a Elisa Taber y la revista SLUG por todo el cuidado en la traducción y por haber querido traducir estos poemas.

http://www.slug.directory/32-meditations-on-the-pedregal-ecopoetic-visions-by-yaxkin-melchy-excerpt-translated-by-elisa-taber/

Ilustración de Rodrigo Treviño, se aprecian las orejas de burro o tememetla (Echeveria gibbiflora), los nopales (Opuntia ficus-indica), y el característico palo loco o tezcapatli (Pittocaulon praecox).
El ecosistema del Pedregal de San Ángel se encuentra al sur de la Ciudad de México, y en el conviven plantas y animales con la naturaleza de la ciudad. En sus suelos se levantan universidades como la Universidad Nacional Autónoma de México (CU), El Colegio de México, La Universidad Pedagógica Nacional y también colonias residenciales populares, grandes avenidas, centros comerciales, puestos de comida, las ruinas de la pirámide de Cuicuilco y otras zonas arqueológicas. Es un espacio con vida que nos sostiene y al cual conviene tener siempre presente en nuestra mirada, en nuestro sentir y en nuestro sentido de responsabilidad. Este libro es una recopilación de cantos maravillados, de observación de la vida que allí transcurre, de meditaciones de mi corazón por estos caminos.

Una Red de Poetas Salvajes

Esta nota es un comentario a https://elpais.com/mexico/2021-05-16/auge-y-caida-de-la-red-de-los-poetas-salvajes-el-movimiento-literario-inspirado-en-roberto-bolano.html

Creo que tenía recelo a revisar el pasado y me rehusaba a encarar hasta cierto punto mis propios errores, o no sabía cómo conectar aquello con lo nuevo de manera clara. Continuar sin desaparecer exige una nueva coherencia, y antes mi amigo Manuel me había dicho que uno desde la luz aprende a amar sus propios pasos, aunque hayan sido erráticos, porque eso es amar desde el amor verdadero que reconoce la compasión. Creo que necesitaba hacer un verdadero desprendimiento, una revisión madura y sin complejos, y creo que ahora tengo la fuerza para hacerlo y que además esa oportunidad ha llegado de maneras muy curiosas. Parte de ello tiene que ver con cosas como cuando Ryan me avisa que uno de los versos de aquellos poemas ha conectado con lo que él hace, y con el espíritu de proyectos de comunidad como uno en el que adoptaron uno de aquellos versos que dice: el futuro es poema // the future is poem.

Luego llegó un joven reportero llamado José Carlos Oliva a preguntar sobre la Red de los Poetas Salvajes para una nota. Acepté platicar con él, hablar con sinceridad de una etapa de mi escritura, mi poesíavida. Creo que al final, su artículo es más que atinado: El auge y caída, de los poetas salvajes (y parricidas). Y aunque para algunos aquello podría sonar a un fracaso, para mí es el mayor aprendizaje de como virar una visión de la poesía, mejor dicho, de cómo encontrar una verdadera libertad no buscando el supuesto secreto de la gran obra, sino viviendo con la poesía plena que en todo momento brota y alumbra como el Sol. Estos años de renacer en la paz y el amor han sido para descubrir que la poesía estaba más allá de lo escrito, de la rabia y de la vanidad de lo que José Emilio Pacheco llamaba el circo de los poetas urbanos. Aunque una poesía así puede pasar desapercibida para los nuevos artistas parricidas lo cierto es que llega más hondo y como me dice la poeta Susana Bautista, es la que sirve para transformar la vida. Entonces, me quedo pensando en sus palabras (que van hacia atrás y adelante) y confirmo que la poesía cuando brilla de verdad es porque se vuelve parte de otras vidas. En este camino yo salí con toda mi rabia contra el mundo a buscar la poesía con una fuerza llamada ritmo e imaginación, juego y voz, pero yo también he tenido que transformarme a mí mismo para encontrar una poesía genuina de transformación espiritual, que finalmente no es mía, ni requiere búsquedas egoicas ni más rabia, una que ve el poema del mundo que la alumbra.   

Hace algunos años en aquella tolvanera de los poetas salvajes ya había algo de todo eso en una semilla llamada corazón y para bien y mal siempre escribí con el corazón. Escribí con un corazón terco como para echarse cuatro horas en camión para ir a un taller de poesía, con un corazón rebelde que arengaba el “láncense a los caminos” y con un corazón generoso para hacer los libros artesanales de mis amigos. Lo que he dejado atrás es el apego al rumbo de la locura y al rumbo del engaño de “estar en contra del mundo”. Pero vengo del polvo, del polvo y la penosa mugre, del desarraigo de la vida en la Ciudad de México y agradezco que poetas visionarios me han sacudido bien capas y capas de polvo, de telarañas y de malos aires, hasta que yo pude sentir la naturaleza y la verdad del canto de mi corazón libre como un pájaro en la mañana. Así pude encontrar el verdadero brío de mis palabras y los colores de los antiguos.

Poeta, tener un rumbo genuino, luminoso, no significa pretender tener un rumbo iluminado, sino entregar los pasos a un sol que lo alumbra todo. Mi amigo Pedro me recuerda que la verdad alumbra como una lámpara y debe estar en el lugar más visible.

En la nota hablé de los poetas salvajes pensando en aquellos que me conocieron y en quienes conocen los poemas de entonces. Hablo con la verdad porque sé que hay más generaciones por venir como yo: parricidas, delirantes, lanzados de hocico abriendo cualquier puerta “de la percepción”, pero también tiernos, ávidos, creadores de los nuevos lenguajes y trenzando sus comunidades que son la verdadera tierra del mundo. Y aunque quizá habrá quienes se burlen de mí, o me vean con lástima, sé que entre ellas y ellos hay quienes aman de manera auténtica el camino de la poesía.  Quien tiene por destino andar junto al río del poema irá más allá de las modas e ilusiones e irá más allá de sí mismo, porque la poesía sigue siendo verdad.

algo bello es la vida? me dirás al verme, y yo te diré algo bello es la vida.

Con estas visitas poco a poco se conectan las cosas y resuelven, gracias a esa nota, reencontré a la poeta cubana Laura Domingo Agüero, que visitó el llamado Taller de las Ediciones Artesanales Alienígenas del Centro Cultural la Pirámide por esos años. Ella, en una entrevista que me ha dejado pensando ha descrito con buenas palabras el rumbo del oficio del creador:

Por tanto, el creador, por naturaleza, está dotado de coraje, perseverancia y de gran complejidad interior. Y no debe olvidarlo.

Tampoco con esto quiero decir que un artista deba ser un atormentado rebelde. Esas vestiduras adolescenciales las respeto, pero me resultan ridículas, tanto como las de quienes asumen el papel de medidores universales.

Creo que el arte es libertad auténtica, y no requiere de un artista más que sea (contra todo) él mismo a través de su obra.

Un buen poeta es un ser que ha cavado en la piedra de su alma

 Estoy completamente de acuerdo.

Finalmente, para la nota escribí un poema a la Red de los poetas salvajes. Por cuestiones del formato periodístico no se pudo publicar, sólo citar, pero aquí lo pongo completo. Aquí queda tendido un camino que abre una cerradura sin puerta, este es el camino de los verdaderos caminantes, el que yo deseo para la poesía salvaje de la salvaje Latinoamérica. Del otro lado están las verdes montañas.

Una Red de poetas salvajes
Yaxkin Melchy

Vienen los días del poeta salvaje
              a buscarme
Recíbelos —me dices—
y diles:

Ustedes fueron como la flor
que germina en la tolvanera
y cuando aclara su flor es bonita
aunque el resto permanece sucia

Pero yo, también
              las amo

—y luego diles—

Flor, sigue creciendo,
pero al sol, no a la sombra
              Crea y da
tienes que sobrevivir,
levantarte,
dejarlo todo,
              todo es lo que haces
              y lo que tú crees que eres

Y seguir por el camino de la poesía,
porque el camino de la poesía
no es lo que has escrito
              es la flor
que florece en la tolvanera.

Tsukuba, 2021

Muchas gracias a José Carlos Oliva, a Manuel de J. Jiménez
y a Pedro Favaron a quien siempre agradezco.


Ryan Greene translates Yaxkin Melchy Ramos. SEEDS FROM THE NEW WORLD I (ENGLISH)

Aquí pongo el enlace de la publicación de las traducciones de Ryan Greene de algunos poemas (que visualizamos como semillas) de EL NUEVO MUNDO, un libro que visualizamos como un semillero de beans-frijoles o semillas de poetécnicas, de tejidos de comunidad, de preguntas, audios y más cosas que van apareciendo en estas traducciones, conversaciones, interacciones y reflexiones.

Muchas gracias.

“Un proyecto de la palabra con la tierra” en revista Luvina

Publicación de “Un proyecto de la palabra con la tierra”, una introducción al proyecto de Ecopoéticas de la Madre Tierra y nuestra perspectiva ecopoética, en la Revista Luvina de la Universidad de Guadalajara, México (primavera, 2021):

Cactus del viento

La revista Luvina de la Universidad de Guadalajara (num. 102 dedicado a la Naturaleza) publicó este texto sobre el espíritu del proyecto Ecopoéticas de la Madre Tierra. Se trata de una reflexión del momento actual y de cómo hemos propuesto el diálogo del proyecto de Ecopoéticas y de las Voces de limo. A nombre mío, de la editorial y del proyecto le doy mi agradecimiento a Víctor Ortiz Partida editor de Luvina. Además les recomendamos mucho echar una mirada a este número especial dedicado al mundo natural, pues como queda constatado en este número, la Naturaleza no se trata sólo de un tema para hablar de la literatura, sino que la Literatura es un tema a reflexionar si queremos hablar de mejorar nuestra relación con la tierra. Aquí parte de la reflexión que escribí:

UN PROYECTO DE LA PALABRA CON LA TIERRA

"La diversidad de la poesía tiene valiosas claves…

Ver la entrada original 377 palabras más

Tres maneras de ser nativo : Poema de un recorrido en busca de tres poetas japoneses

ななお・さかき、山尾三省と長沢哲夫の足あとについて自分で書いた詩です。2018旅をして、薩摩川内市、屋久島と諏訪之瀬島に訪ねました。そのとき、部族の友達と家族たちが自分の家と心を開いて、世話になってくれました。

Este poema lo escribí en 2018 como un poema que reúne las experiencias de mi viaje de investigación ecopoética por el sur de la isla de Kyūshū y las islas japonesas de Yakushima y Suwanose. Durante este viaje amigos japoneses, amigos poetas y familiares de estos poetas me abrieron las puertas de sus casas y las de su corazón para mostrarme lo que queda de la Tribu de poetas que renunciaron al sueño del “Japanese way of life” y la modernización galopante para emprender sus propios caminos junto a la tierra. Yo llegué a esos lugares medio siglo después, y me encontré con registros familiares, fotografías y anécdotas de Nanao Sakaki preservadas en el museo de la literatura de Satsuma Sendai (Satsuma sendai magokoro bungakukan), con la ermita-estudio “de la tonta perspectiva” (gukaku an) de Sansei Yamao, todavía cuidada y conservada por su hermano y su cuñada y con el poeta Tetsuo Nagasawa y Rada que viven tranquilamente en la pequeñita isla de Suwanose, en la vastedad del azul océano.

Las islas también han cambiado, los ahora 79 pobladores de la isla de Suwanose se enfrentan a la basura marina y la destrucción de los arrecifes; la isla de Yakushima vive entre un modelo de turismo ecológico sustentable y el turismo masivo que acecha para convertir esta pequeña isla en un parque de atracciones de lujo. Y Satsuma Sendai que sobrevive en gran parte gracias a los recursos financieros que recibe por albergar una planta de energía nuclear en su territorio.  
Pero el viaje por este camino es uno que sigue abierto para quien lo quiera emprender.

13 de abril de 2021


TRES MANERAS DE SER NATIVO


Dios, estrella del espíritu
llena mi sueño
en el vacío humilde,
en la danza de los días.

Episteme de luz,
de las flores,
deja tu graciosa palabra
descansar
en el silencio de marzo.

Estrellas
y caracoles
en la playa
escucho las olas
en mi respiración
y veo la corriente
de kuroshio,
antigua
e invisible.

Le he dicho al poeta pescador,
—si tomo un barco
sobre esta corriente
llegaré a México—
y nos reímos juntos.
Nāga, (Nagasawa Tetsuo)
es su nombre
que significa la serpiente,
mensajera de aguas
un dragón
del Pacífico.
 
Nāga, yo me siento
como un hermano menor
de un hermano mayor,
en tu casa,
en Suwanose,
donde montas sobre la corriente
y me mencionas
a la poeta Ámbar Past
—y esta casa es igual
a la casa de Ámbar
que conocí en Chiapas—

¡Ah!
los Himalayas, los Méxicos,
las islas japonesas, las mandarinas
sashimi y pescados fritos,
cenamos juntos
Nāga, Rada y yo
en esta isla de 70 habitantes
y un volcán activo.

Y esa noche
antes de llegar
a la casa de Nāga 
soñé con la basura
que atiborra
las playas
de todos los mares
y estuve ahí,
en Suwanose,
a diez horas en barco
desde Kagoshima
entre corales
y botellas de PET
de todos los mares.

Rada, me dice
—Cada tanto
la gente de la isla
recolecta la basura
para enviarla a Kagoshima,
pero siempre
llega más basura
y esa basura la comen
los peces, las tortugas,
las aves
y enferman—

Dios, 
en este barco del mundo
cuida mis ojos de la basura
y de la basura en mi corazón.
Muéstrame la manera
abundante de flores
jardines, pájaros
y coral azul:
“Inochi no sango”
Coral de la vida
dijeron hace décadas
estos poetas ecologistas
para salvar los corales
y jóvenes de América
vinieron en sueños
a Suwanose.

Hoy,
mis manos
y mis pies
me mueven
llevando
las semillas
de algún brillo
por tierras lejanas,
con el amor
de mis abuelitos
y de mis conchitas
de Coatzacoalcos.
Sobre estos caracoles, 
que se llaman  
takaragai, cauries,
caracoles de tesoro,
brilla el violín wixárika
así como hace unos días
en un margen del río Isso,
brillaron las flores
de la palabra florida
del pájaro xiuhtototl.
Aquel entonces, en Yakushima,
la isla del cedro Jōmon,
en la casa de los Yamao,
hablamos de flores
e insectos
y del pájaro sankōchou 三光鳥
un ave del paraíso
de mayo.

Esa noche,
hablamos de la palabra
que llena el corazón de flores
y reí junto a Calabaza Tonta
y su esposa Haruko
y la guitarra de Te-chan
que ahora lee mi poema.
Japoneses de la ciudad,
ex ciudadanos,
que ahora cultivan la tierra
y rezan 
al Buda Amida

Y Amida Nyorai
está en el paraíso
de una cabaña de montaña 山小屋
y deja escuchar canciones de compasión y milagro.
Aquí, en su ermita de tonto 愚角庵, Sansei
recitaba a Milarepa
leía a Rumi
recitaba el Sutra del Loto
y con Shinkai
escuchaban un disco de Yupanqui.

Y el buen vivir
del corazón
llenó de perfumes
este cuarto
cuyos libros ahora envejecen
y cuyos tatamis se llenan de hormigas.
Colecciones de piedras,
fotografías junto a las plantas,
Yamao Sansei —líder anarquista
del 68 japonés—
que siembra camotes
y papas,
escribe poemas de la calabaza
y las flores
que sobreviven a los tifones.

Sansei, vendedor de ramen
en un carrito llamado “La casa de la calabaza”
y Calabaza Tonta, su hermano
me enseña el disco de Yupanqui:
El hombre, el paisaje
y su canción; grabado 
en Sapporo
y saca libros
que me regala,
entre ellos, 
y un tratado sobre Bashō
⸻que un día espero leer⸻
Y en fina caligrafía escribe su nombre
愚唐茄子 
gutōnasu.

Esa noche,
comemos camarones empanizados,
espinacas y un delicioso guiso
de papas de Yakushima
y yo hablo en japonés
casi sin saber cómo
explicando con el corazón 
el final de Tecayehuatzin
en la reunión de poetas de Huexotzingo.

—Éramos jóvenes 
buscando nuestro camino,
pero en ese momento, quién diría
que treinta años después
vendría un investigador
poeta mexicano a visitarnos— Haruko

¡Ah!
Camino escondido,
es el de Shirakawa, el de Isso
que lleva a un templo budista zen
junto a piedras de dos toneladas.
Allí fueron juntos Sansei Yamao y Nanao Sakaki:

¡Sankōchou!
¡Sankōchou!

ave del paraíso
que regresa cada año
a las islas del sur
como las flores del mokuren,
como las cenizas
y los huesos triturados
de Nanao Sakaki
que volvieron 
al río Sendai
al norte de Kagoshima.


Allí, en la tierra natal de Nanao
vi el índigo de la familia
de los tintoreros de Satsuma,
y el azul era un pez recién nacido
migrando al mar.
Y quizá ahora,
Nanao, el caminante 
que llegó a la Luna,
que fundó la Academia 
de los vagabundos,
parte en su viaje planetario
por esta galaxia
en un grano de arena, 
en una balsa,
en una canción 
de esta tribu.
Semillas del viento
que traen las buenas nuevas
de las islas misteriosas

Semillas del viento
caminando
navegando
cantando
con la primavera:

Por el camino nativo
dispersas por las colinas
florecen las yamasakuras.

 9-26 de marzo, islas de Kyūshū, Yakushima, Suwanosejima

Yakushima, Satsuma sendai, y Suwanosejima, 2018. fotos por Yaxkin

El silencio – Yamao Sansei

第一回目の訳ですけど、この詩が考えさせたので自然に訳してみました。こち「苦しみ」って単語の訳はちょっと難しいなあ。Apenas es una primera traducción del poema de Yamao Sansei. Lo acabo de encontrar y me quedé pensando en el poema. Fue escrito en la isla de Suwanose, mientras Yamao visitaba la comuna del Baniano. El poema se refiere al lugar donde comían todos los miembros en grupo sobre un tablón de madera que hacía de mesa y a las dificultades que solían pasar estos poetas y artistas que se retiraron a vivir en esta pequeña isla solitaria japonesa, en pleno boom económico. Fue escrito en 1970, en abril, por estas fechas hace un poco más de 50 años. Mi sensación es como ver algunas fotografías en blanco y negro de una modernidad de cuyas agitadas décadas van quedando los restos luminosos.

EL SILENCIO

Estoy mirando hacia la mesa de tabla bajo el árbol de Tabu  donde todos están en silencio
El cielo resplandece en su calma
El Sol deja llover su lluvia de luz transparente
Los pajarillos están cantando con su clara voz  tal como lo hacen desde la época de los antiguos dioses
En el fondo de nuestras penas
Algo como un polvo de oro que yace en el fondo del pozo de nuestras penas
En el fondo del pozo de la pena está la luz de nuestro yo verdadero
Todos somos conscientes de ello
por eso, estamos en silencio
saboreando el sabor de las semillas de soya
sorbiendo un caldo de tsuwabuki
Y desde el fondo del pozo se refleja  nuestro verdadero rostro
Qué es este rostro  es en lo que me quedo pensando.

Abril de 1970
Isla de Suwanose

Yamao Sansei

Bonus translation in English by Ryan Greene

SILENCE

I'm looking toward the planked table beneath the Tabu tree where everyone's in silence
The sky shimmers in its calm
The Sun rains down its rain of transparent light
The little birds are singing with their clear voice as they've done since the age of ancient gods
At the bottom of our sorrows
Something like gold dust rests at the bottom of our sorrows' pond
At the pond-bottom of sorrow is the light of our true I
We're all conscious of it
and so, we're in silence
savoring the flavor of the soy seeds
sipping a tsuwabuki soup
And reflecting up from the bottom of the pond is our true face
This is the face I'm still thinking about.


April, 1970
Suwanose Island

Yamao Sansei

Lectura en inglés

Question dream / El sueño de las preguntas

Traducir y ser traducido

Comparto la presentación de una selección de preguntas que aparecen en el proyecto de EL NUEVO MUNDO y las traducciones que hizo Ryan Greene. Este pequeño folleto (microzine) bilingüe llamado El sueño de la preguntas / Question dream salió publicado con Rinky Dink Press, en Arizona, EUA. 2021.
Fue un ejercicio muy interesante encontrar en lo grande lo chico y poner en práctica la idea del libro como un semillero. Lo que salió es esta gota de agua. ¡Muchas gracias!

Monday 4/5 I’ll be reading at Microfest 2021, during the presentation of the collection. via Zoom.
Thanks to the rinky dink press and to Ryan for this microzine-drop-of-water with its living poetical questions.

“rinky dink press (rdp) is on a mission to get poetry back in the hands (and pockets) of the people. To date, we’ve published over 80 single-author micro-collections in microzine form, each priced at $1. Not only are we curating socially resonant poetry, we’re publishing it in a DIY container, one that resists the status quo and the rules of the establishment, one that’s redefining indie publishing within the world of poetics.” https://rinkydinkpress.com/

Fotos de Ryan Greene